ITE Sevilla

El italiano que ocultó la Torre de la Plata

domingo, 22 de junio de 2003 | Por UR Arquitectos

ABC de Sevilla
PABLO FERRAND
22-6-2003 04:00:01

SEVILLA. Hace unos meses cerraban provisionalmente las puertas del bodegón Torre del Oro, situado en la calle Santander. La Gerencia de Urbanismo, a tenor del informe de la ITE, explicaba que el cierre se debía al «lamentable estado» que presentaba el edificio y al consiguiente «peligro de colapso». Este hecho pone de relieve la importancia que el uso y el mantenimiento tienen para la conservación de los inmuebles históricos, así como el papel que debe desempeñar la Inspección Técnica de Edificios. Al mismo tiempo, esta circunstancia puede servir también de pretexto para recordar el valor de estas edificaciones que son ya una reliquia dentro de la arquitectura doméstica del manierismo sevillano. Sorprende que a esta obra sólo se le haya asignado un nivel de protección C.

El bodegón ocupa la parte más interesante de un conjunto de casas y almacenes que el arquitecto milanés Vermondo Resta proyectó en la primera década del siglo XVII para unos terrenos que entonces eran propiedad del Alcázar. Se trata de una estructura de carácter industrial, formada por pilares cruciformes y arcadas de medio punto que se cubren con viguería de madera. En la documentación publicada por Alfonso Pleguezuelo Hernández, figuran como «casas junto al postigo del Carbón». Las estudió también Ana Marín Fidalgo en su libro que dedicó a la figura de Vermondo Resta, y de ellas dice que se edificaron según las trazas facilitadas por el arquitecto italiano en 1609 y «que en opinión delos arquitectos que la revisaron en 1626 eran muy «muy nobles edificios labrados de buenas y fuertes labores, ansi de albañilería como de carpintería y con balcones y rrexas de yerro»».

El carácter novedoso de esta obra lo recoge Pleguezuelo en una cita de 1616, en relación a los comerciantes que la habitaban: «casas de buena vista y vivienda al uso de las de su tierra».

Las casas de Vermondo Resta son inseparables de la Torre de la Plata. Su imagen no se concibe sin ese ático almenado que le sobresale. Un ático distinto porque es muy anterior a la casa. Vermondo dibujó la casa con planta baja, entresuelo y planta alta, con vanos que se repiten, divididos por pilastras toscanas.

Algún eminente historiador propuso el derribo de estas casas con objeto de dejar visible a la hermana pequeña de la Torre del Oro. Afortunadamente, con motivo de la Expo´92, la parte de la edificación más cercana a la calle Temprado fue restaurada según proyecto de José García-Tapial y José María Morales Hevia y ambos edificios ganaron en prestancia: la torre semioculta se dejó ver un poco más, ya remozada, y parece más esbelta desde que se suprimieron los añadidos que desvirtuaban las casas del arquitecto milanés.

La parte del bodegón está en pie gracias al uso que sus dueños le han dado durante muchos años. Ahora sólo queda restaurarlo para gloria de uno de los arquitectos más finos que han trabajado en esta ciudad.

Fuente: ABC de Sevilla

ITE - I.T.E. - Inspección Técnica de Edificios - Inspecciones Técnicas - ITE Sevilla
Proyecto de Conservación - Proyecto de Reforma - Proyecto de Rehabilitación
Subvenciones y ayudas a la rehabilitación de edificios - Informe ITE - Sevilla ITE

Copyright 2008 | UR Arquitectos