ITE Sevilla

Los arquitectos denuncian el colapso del Centro por el exceso de andamios para conservar fachadas

domingo, 18 de enero de 2004 | Por UR Arquitectos

ABC de Sevilla
JOSÉ LUIS LOSA
18-1-2004 04:00:01

SEVILLA. La renovación que se está produciendo del caserío histórico de la ciudad es una buena noticia para un centro urbano cada día con más vida pero que trae también sus consecuencias negativas en forma de continuas obras en calles ya de por sí estrechas y en las que el peatón tiene que competir por transitar junto al tráfico rodado.

En los últimos años se han multiplicado las obras en edificios históricos del centro que se reconstruyen y se vuelven a vender, alcanzando precios astronómicos. La inmensa mayoría de esas construcciones tienen algún nivel de protección según los criterios que establece el Plan General de Protección Urbana (PGOU) de Sevilla y la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía. Esa protección supone en la mayor parte de los casos el mantenimiento de la fachada, aunque permite derribar el resto del edificio, lo que ha provocado ya varias tragedias en Sevilla, como el derrumbe del edificio del Bazar España (con cinco fallecidos) o el ocurrido en la calle Bustos Tavera, donde murió otra persona.

Sin embargo, y más allá de los problemas de seguridad en estas construcciones, la proliferación de andamios en la ciudad ha provocado situaciones que rozan el colapso de zonas del casco antiguo debido al corte de aceras e incluso de viario, como el que se vive actualmente en la zona de San Luis y San Marcos.

Esa situación ha sido denunciada reiteradamente por numerosos colectivos ciudadanos y asociaciones de vecinos, que critican el progresivo deterioro de la calidad de vida del centro debido a las dificultades de accesibilidad.

Por contra, los colectivos conservacionistas y de defensa del patrimonio siguen luchando porque se mantengan el mayor número posible de edificios históricos de la ciudad y queden libres de las obras que se realizan en esos inmuebles frutos en muchos casos de una voraz especulación inmobiliaria en pleno centro de la ciudad.

Reapertura del debate

El Colegio de Arquitectos de Sevilla ha decidido mediar en el debate para apoyar en cierta forma la denuncia ciudadana sobre esta situación creada por la conservación obligatoria de las fachadas del casco histórico.

El presidente del Colegio de Arquitectos de Sevilla, Ángel Díaz del Río, se va a dirigir próximamente al Ayuntamiento y la Junta de Andalucía para solicitar una revisión de los criterios de catalogación y protección que prevé el PGOU para las fachadas del casco histórico, al considerar que en muchos de los casos se trata de edificios antiguos con malos materiales para los que sería más fácil derribar sus fachadas y, en todo caso, exigir su sustitución, recostruyéndose con las mismas características que la fachada antigua pero nuevos materiales.

Díaz del Río quiere transmitir «la preocupación de los arquitectos sevillanos por lo que está sucediendo en el centro, y que no tiene parangón en otras ciudades andaluzas, con respecto a la profusión de andamianjes que ocupan la vía pública y entorpece el funcioamiento normal de la ciudad».

«Construcciones pobres»

Ante ello, el Colegio de Arquitectos ha decidido pedir a la oficina del PGOU que «avance y evolucione en la línea de que haga unos niveles de protección específico por fachadas».

En ese sentido, su presidente explica que «tenemos que ser conscientes de que mucha de estas construcciones son en general bastante pobres de construcciones, con lo que es una auténtica locura constructiva y técnica coger una fachada y dejarla colgada de un andamio que si viene un viento fuerte o un transporte público que le pueda golpear y hacer un daño importante, por no decir que desde el punto de vista constructivo acarrea unos problemas de seguridad para los operarios de la obra, para los vecinos colindantes y hasta para los peatones que creo que no están compensados para lo que se está protegiendo».

Ángel Díaz del Río señala que «pedimos al PGOU que aquellas fachadas que merezca la pena proteger por su valor patrimonial se protejan y mantengan, que entendemos que no son los mayores casos, pero las fachadas que por su pobreza de materiales y su cansancio permita la sustitución se opte por esa vía».

Comisión de Expertos

Para velar por la protección de aquellos inmuebles que tengan valor patrimonial, el Colegio de Arquitectos propone la creación de «una comisión de expertos que podría estar formada por representantes de la Comisión de Patrimonio, la Gerencia de Urbanismo, la oficina del PGOU, el Colegio de Arquitectos y la Escuela de Arquitectura».

El representante de los arquitectos sevillanos recuerda que son 7.000 los edificios catalogados actualmente en la ciudad con algún nivel de protección, de los cuales muchos están en proceso de restauración o en obras por la obligatoriedad de la ITE (Inspección Técnica de Edificios). Según estimaciones de este Colegio, en estos momentos son unos 70 los inmuebles existentes solo en el casco antiguo de Sevilla que se encuentran en obras con andamios que afectan a parte de la vía pública.

Díaz del Río insiste en que muchos de esos andamios producen una distorsiín innecesaria porque la fachada a proteger no tiene calidad como para su mantenimiento». «Se ha aplicado una norma muy general, café para todos, cuando lo lógico es analizar con más profundidad la situación de cada inmueble», insiste.

El presidente de los arquitectos prevé reunirse en los próximos días con el presidente del Colegio del Consejo de Hermandades para analizar este tema, que afecta especialmente a numerosas cofradías en una fecha tan especial para estas como la Cuaresma, con la cernía de la Semana Santa.

Fuente: ABC de Sevilla

ITE - I.T.E. - Inspección Técnica de Edificios - Inspecciones Técnicas - ITE Sevilla
Proyecto de Conservación - Proyecto de Reforma - Proyecto de Rehabilitación
Subvenciones y ayudas a la rehabilitación de edificios - Informe ITE - Sevilla ITE

Copyright 2008 | UR Arquitectos