ITE Sevilla

Cuándo, cómo y por cuánto reconvertir su viejo inmueble en un atractivo hogar

viernes, 14 de enero de 2005 | Por UR Arquitectos

Su vivienda. Suplemento de El Mundo
LA REHABILITACIÓN, ADEMÁS DE MEJORAR SU VIVIENDA, LA REVALORIZA
JOSÉ MARÍA OLMO. 14 de Enero de 2005, número 378

Si el suelo de su vivienda ha comenzado a ceder, si el techo de su habitación rezuma humedad, si los azulejos del baño amenazan desprendimiento o, sencillamente, su fachada fue pintada por última vez hace un siglo, quizá usted debería plantearse la posibilidad de rehabilitar o reformar su casa.

Todas las partes que componen un edificio o un inmueble pueden arreglarse y sustituirse. De los elementos esenciales que forman un bloque, la cimentación, la cubierta, la estructura y los saneamientos son los puntos que se rehabilitan más frecuentemente.

En las viviendas, los zonas húmedas son las que más se deterioran y las que más reformas requieren. La renovación de las instalaciones de fontanería y de calefacción es fundamental para la perfecta conservación de un inmueble. Pintar las paredes, desplazar o derribar tabiques y sustituir el suelo y los azulejos son otras de las obras más comunes.
Más fácil

Con el paso del tiempo la rehabilitación de una vivienda o de un edificio ha dejado de ser un proceso aparatoso. Existen empresas especializadas en actuaciones integrales que cuentan con la capacidad necesaria para efectuar todo tipo de intervenciones y reducen considerablemente los plazos de las obras.

A la hora de rehabilitar un edificio o una casa, es aconsejable consultar el coste de las obras con más de una empresa. Las diferencias de precios son sustanciosas. En el importe influyen factores como la calidad de los materiales, el estado del edificio y la urgencia de las actuaciones.

En todo caso, los propietarios pueden escoger el tipo de materiales que quieren instalar. Seleccionar calidades modestas ayuda a reducir el importe de la factura. Escoger para el suelo plaqueta en vez de tarima o sanitarios para el cuarto de baño de la gama básica, por ejemplo, puede suponer un ahorro superior al 40%. Asimismo, los propietarios que lo deseen pueden optar por materiales de primera calidad o gama alta. Sirva de ejemplo que el precio de unos muebles de cocina puede oscilar entre los 1.500 euros, de una básica y sencilla, y los 20.000 -las hay más caras- de una exclusiva y de diseño.

La mejora de la estructura de un edificio es una de las intervenciones más costosas. En inmuebles muy deteriorados exige la restauración, limpieza y apuntalamiento de columnas, vigas y forjados. En viviendas, las obras más gravosas son las de sustitución de la instalación eléctrica y la instalación del gas, muy lenta, además, por el trámite de las correspondientes licencias.

El presupuesto de una rehabilitación debe desglosar por capítulos, con el mayor grado de concreción posible, el coste de cada una de las intervenciones. A la cantidad total presupuestada hay que añadir las tasas de las diferentes licencias.

En relación al estado de los edificios, desde 1999, el Ayuntamiento de Madrid exige que los inmuebles que hayan sobrepasado los 20 años de antigüedad se sometan a la Inspección Técnica de Edificios (Ite). La Ite incluye, como mínimo, el estado general de la cimentación, saneamiento, estructura, fachadas, cubiertas y red de fontanería. La propia comunidad de vecinos debe ponerse en contacto con cualquier «profesional titulado legalmente competente» para que realice la inspección. El resultado debe presentarse en la Gerencia Municipal de Urbanismo. En el caso de resultar desfavorable, la comunidad de vecinos tiene la obligación de realizar las reformas que sean necesarias para reparar las zonas dañadas.

El coste de la inspección se fija entre las partes, pero generalmente oscila entre los 500 euros de un reconocimiento normal y los 2.500 euros, en casos especiales, que requieren una inspección más exhaustiva, con catas y mediciones. La Gerencia Municipal de Urbanismo tienen acuerdos suscritos con diferentes bancos y cajas de ahorro para facilitar a los vecinos afectados el pago de las obras con préstamos en condiciones preferentes.
Valor añadido

Pero la rehabilitación de un inmueble no siempre se realiza por motivos técnicos. A las causas naturales -conservación o restauración de edificios antiguos- hay que añadir las atractivas motivaciones económicas.

La rehabilitación se ha convertido en un útil recurso para revalorizar inmuebles antiguos o mal conservados antes de ponerlos a la venta o alquilarlos. La escasez de viviendas y el alto precio del metro cuadrado convierten la rehabilitación de una propiedad en una inversión prácticamente rentabilizada de antemano.

La restauración de inmuebles también ha saltado a la actualidad recientemente porque el Ministerio de Vivienda ha incluido en su Plan de Choque para la reforma del mercado inmobiliario subvenciones a los caseros que rehabiliten sus casas para sacarlas en arrendamiento.

Fuente: El Mundo

ITE - I.T.E. - Inspección Técnica de Edificios - Inspecciones Técnicas - ITE Sevilla
Proyecto de Conservación - Proyecto de Reforma - Proyecto de Rehabilitación
Subvenciones y ayudas a la rehabilitación de edificios - Informe ITE - Sevilla ITE

Copyright 2008 | UR Arquitectos